Fotografía, Textos

El Hongo

Para Gráfica Mestiza escribí este artículo sobre el writer costarricense Mush; acá me gustaría compartirlo incorporando fotografías del “detrás de muro”, imágenes no tanto de sus piezas sino del cotidiano y del proceso de creación.

Como fotógrafa es más retador e interesante documentar qué sucede en el desarrollo de la pintada -las conversaciones y las bromas, la reacción de la gente que pasa por el spot, los recesos lúdicos-, que registrar únicamente el resultado. El proceso da mayor posibilidad de generar un lenguaje visual propio -retratar y capturar de alguna manera el ambiente y los personajes-, mientras que con la foto del muro final solo comparto el lenguaje visual de quien pinta.

Se trata de disfrutar más el camino que el destino.

La California, 2011.
La California, 2011.

***

En Centroamérica se hace graffiti, punto. En el tiempo que llevo viviendo en Suramérica, muchas veces me han preguntado si se pinta de donde vengo, si hay una “escena”; no deja de sorprenderme que estando tan cerquita, no sepamos unos de otros.

Ese sería tema de otro artículo, uno en el que se comenten las consecuencias de este desconocimiento entre pueblos y los beneficios que la imposibilidad –hasta ahora- de integrarnos y reconocernos, trae para el poder; porque el Golfo del Darién –entre Colombia y Panamá- parece ser mucho más que una separación geográfica.

5 Festival Revolución Hip Hop. Ciudad de Guatemala. 2010
5to Festival Revolución Hip Hop. Ciudad de Guatemala. 2010

Este artículo trata de tender puentes y hablar sobre uno de los pioneros del graffiti en Costa Rica: Mush, que es hablar también de cierta manera, de la historia de la práctica al norte del Darién.

La primera vez que conocí al Hongo fue en 2007, yo estaba con Solo, otro pintor de graffiti a quien estaba entrevistando para una investigación, y nos encontramos con Mush por casualidad en la zona de bares de las universidades de la capital, la llamada  -a veces con justa razón, a veces no- “Calle de la Amargura”. Los tres nos sentamos a hablar y fumar -no es por cualquier cosa que su crew, el de Solo y Mush, se llame THC- frente al muro de un callejón poblado de firmas, letras, personajes y piezas de graffiti.

De ese encuentro un poco tenso en el que nos estábamos “midiendo” uno al otro han pasado ya siete años, cinco de los cuales he acompañado y fotografiado la escena de graffiti costarricense. Mush siempre ha estado ahí, pintando y organizando, gestando proyectos y alianzas, le guste a quien le guste, le joda a quien le joda.

Mush, Mushroom, Hongo; formas de llamar a este pintor de graffiti de 29 años quien empezó haciendo skate y pintando con betún para zapatos el nombre de su equipo de fútbol favorito. En 2001 empieza a poner “Hongo” y hacer letras más elaboradas con aerosol, motivado e influenciado por su encuentro con Chuck -pintor de graffiti nicaragüense de gran trayectoria, con trabajos en Europa y Estados Unidos, donde ha pintado con HowNosm- en un skatepark de San José, la capital costarricense.

La California, 2011.
Chuck y Mush. La California, 2011.

Ese mismo año podría reconocérsele como el inicio de una escena del graffiti en Costa Rica, se crean los primeros crews de graffiti -PSK y UNITY- y empieza el reto y la competencia por “dejarse ver”.

Pintores sin Kontrol (PSK) es el primer crew que conforma Mush junto con Sneak y Zero, quienes se movían y pintaban al sureste de la capital; los barrios de Desamparados, San Sebastián, Zapote, Curridabat y San Pedro eran y continúan siendo sectores con gran presencia de graffiti, hoy con crews como GC, BI, NP y THC, este último formado por Mush luego de desaparecer PSK y hoy día conformado por pintores de Panamá, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua y El Salvador.

Así como la escena costarricense se ha transformado con mayor presencia de crews y colectivos, acceso a materiales, organización de eventos y festivales como “Buscando la Raíz” -hasta ahora el único festival nacional de graffiti- y posibilidades de generar alianzas con pintores de otras latitudes; también el estilo del Hongo ha variado, en un inicio sus trabajos seguían la línea del graffiti tradicional y realizaba principalmente piezas con variaciones de letras wildstyle. En la actualidad Mush sigue distinguiéndose por sus letras, impecables y detalladas, pero también realiza caracteres y figuras abstractas, algunos inspirados en la herencia indígena mesoamericana: cerebros y mandalas, máscaras, rostros y sus infaltables hongos, caracterizándose por el uso de colores fuertes y la complejidad en los detalles.

2012. Fotografía: Mush
2012. Fotografía: Mush

Mush pinta de manera legal e incluso realiza trabajos para empresas y comercios, pero también continúa pintando ilegal -como en sus inicios- porque la adrenalina y la sensación de libertad que genera estar en la calle como si fuera el hogar mismo es una experiencia necesaria y vital.

2013 es el año en el que expone por primera vez en un evento colectivo de arte urbano, las canvas que esporádicamente realiza. “Conquistar” el mundo de las galerías y el arte contemporáneo no es un tema que lo desvele, en cambio, siempre busca participar en eventos internacionales de graffiti, tal vez porque en estos espacios se generan vínculos y alianzas de una manera más horizontal y porque al mismo tiempo es una fuente de conocimiento inagotable, siempre se sigue aprendiendo al ver a otros pintando muros.

Al preguntarle a Mush sobre el desenvolvimiento del graffiti en el país en estos dos últimos años, es crítico con la escena y con su mismo crew , pues considera que el graffiti a nivel colectivo se ha estancado, aunque individualmente existan pintores que destacan y trabajan constantemente por perfeccionar su estilo.

Perez Zeledón, 2009.
Perez Zeledón, 2009.

Se necesita trabajar más organizadamente y en colectivo para lograr una mayor visibilización del graffiti, esfuerzo que se está dando mediante encuentros de pintores y festivales de graffiti en Guatemala y El Salvador principalmente. El  predominio del individualismo que menciona Mush ha sido históricamente un lastre a nivel sociopolítico no solo dentro de Costa Rica, sino a lo largo de toda la región centroamericana; situación con la que el graffiti está intentando romper, como concluye el Hongo: “lo que no está pasando políticamente, que no logramos juntarnos a nivel centroamericano, en el graffiti sí se está logrando.”

Mush en breve

  • Pintor de graffiti costarricense del sur de la capital, activo desde 2001.
  • Integrante de los crews PSK, UIP, KOC y actualmente de THC (The Highest Crew/ Terrenos Herbalistas Centroamericanos/ Todos Hermanos Centroamericanos).
  • Gestor cultural y organizador del Festival Nacional de Graffiti “Buscando la Raíz”.
  • Participante del Meeting of Styles México 2008 , del Festival Centroamericano Revolución Hip Hop, Guatemala, en sus ediciones del 2008, 2010 y 2012, así como del Spray Games 2012 en Panamá y del Concurso Centroamericano de Graffiti Área 503 realizado el año pasado en El Salvador, donde ganó el segundo lugar de la competición.
El "Hall", San Pedro. 2010
El “Hall”, San Pedro. 2010
2da Convención Nacional de Graffiti. Costa Rica, 2009.
2da Convención Nacional de Graffiti. Costa Rica, 2009.
Tags. Fotografía: Mush
Tags. Fotografía: Mush
Ash, Nava, Slim y Mush. Desamparados, 2009.
Ash, Nava, Slim y Mush. Desamparados, 2009.
San Pedro, 2011.
San Pedro, 2011.
2009
2009
Kien y Mush. Tibás. 2011
Kien y Mush. Tibás. 2011Mush 4x18 PEQ
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s